Clínica Tarapacá incorpora el primer resonador magnético cardíaco nuclear de la zona norte

0
271

Su puesta en marcha marca un antes y un después tanto para la Clínica Tarapacá, como dentro de lo que es la medicina privada en Iquique. La incorporación de nuevas tecnologías y aumentar su complejidad ha sido prioridad para el recinto de salud, sobre todo tras la pandemia, donde el traslado de pacientes para la realización de exámenes a regiones céntricas se ha dificultado enormemente.

 

Un aspecto relevante a considerar puesto que las enfermedades cardiacas se han convertido en la segunda causa de muertes en el país, de acuerdo a cifras del Informe de Estadísticas Vitales de 2019 del INE.

 

Es así que tras la adquisición de un nuevo y moderno cardio resonador magnético nuclear, de última generación, y la integración de nuevos cardiólogos al centro de salud, se amplió el abanico de opciones en imagen cardíaca. Para el cardiólogo hemodinamista de Clínica Tarapacá, Dr. Braulio Vargas, “esta tecnología ofrece la posibilidad de evaluar la anatomía del corazón, de evaluar su forma, su estructura, sus paredes, sus válvulas. Un escenario de gran utilidad es evaluar las cardiopatías congénitas y adquiridas, porque puedes ver el corazón de un paciente con un alto grado de definición y luego tomar decisiones de cuál va a ser el manejo”.

 

Ya hemos hecho dos pruebas en pacientes voluntarios y las imágenes han resultado muy bien. Es algo que nos hace exclusivos en cuanto a las prestaciones de imagen cardiaca por lo menos en Iquique y la región. Hasta hoy, los iquiqueños sólo conseguían esto yendo a la región Metropolitana o de Valparaíso”, señala el Dr. Vargas.

 

Los exámenes de cardiorresonancia pueden ser realizados tanto a pacientes estables que agendaron una hora previamente en la unidad de Clínica Tarapacá, como también a pacientes hospitalizados que estén descompensados desde el punto de vista cardiovascular.

 

Otra utilidad de esta tecnología médica es que se pueden realizar protocolos de estrés “lo cual te permite ver en un paciente si la sangre está llegando bien a la totalidad del músculo cardiaco y, si de no ser así, te permite tener una alta sospecha de que el paciente tiene enfermedad coronaria obstructiva. Es una herramienta sumamente útil para lograr confirmar diagnósticos en un paciente y revisar dichas arterías”, finaliza el Dr. Braulio Vargas, líder del Servicio de Hemodinamia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here