Migrantes acampan fuera del refugio del Complejo Fronterizo de Colchane por colapso

0
436

Según los propios migrantes son cerca de 600 personas que intentan ingresar al campamento de primera respuesta, el cual no tiene capacidad para recibir más refugiados.

Cientos de migrantes irregulares esperan entre dos a siete días, en improvisados refugios hechos de maderos, cartones y telas para tener la posibilidad de ingresar al dispositivo de primera respuesta dispuesto por el gobierno en el Complejo Fronterizo de Colchane.

La mayor cantidad de migrantes se concentran en la localidad de Pisiga Carpa, según los organizadores del improvisado campamento, su número es entre 500 a 600 personas, especialmente niños.

Uno de los líderes de esta toma, quien se identificó como Dixon, dijo que está aglomeración se inició el viernes y espera una solución pronta a los cientos de migrantes que se encuentran varados, en especial por los niños, “lo principal es que nos ayuden con los alimentos para los niños, aquí hay madres, mire lo que estamos pasando. Anoche cayó un invierno bravo, una lluvia… tenemos personas con hipertensión, niños agarrando el sistema de gripe… y aquí no hay médico nada, estamos al a la merced gracias al señor, pero apóyennos”.

Frio extremo

Su compatriota Rebeca Verde, de Valencia, cuenta de las condiciones que los llevó a vivir a la intemperie al costado del Complejo Fronterizo “nos dicen que adentro está colapsado y que por ende no pueden colocarnos allá adentro, por eso es que se armó este campamento que tenemos, acá afuera para protegernos del frio y la lluvia … Ayer la lluvia fue implacable muchos nos mojamos todos y pasamos una noche terrible”.

El testimonio de la llanera Anyibel Rodríguez, acusa que no hay un buen trato de los encargados del refugio hacia ellos, “aquí estamos nosotros porque allí dentro no nos dejan pasar. Aquí nos dieron algunas cositas pero no nos dan ni agua, ni comida, ni nada. Aquí ellos los único que nos ayudan es para hacernos el PCR y ya. Pero no nos dicen que lamentan lo que estamos pasando nosotros, que nosotros si es por ello nos podemos morir. Así nos dijeron anoche que no le interesan los niños, ni nada, que los niños se pueden enfermar y eso… Esto es horrible si yo hubiera sabido no me vengo paca aquí nos tratan malísimo”.

Jenny Sánchez, también de Venezuela, dijo que la lluvia caída en estos días ha sido lo peor que han debido enfrentar, “anoche fue la peor noche de todos nosotros, entre lloviendo y el frio nos congelamos todos… le pido que nos ayuden, que de verdad tengan compasión de nosotros, que nos agilicen el paso para seguir nuestros caminos… necesitamos que agilice allá adentro para que nos terminen de pasar y podernos ir a nuestros destinos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here