LOS EFECTOS DE LA ALIMENTACIÓN EN EL CONTROL DE LA ANSIEDAD

0
108
Original idea: food for thought. Symbol of some ideology.

La nutricionista de la Clínica Tarapacá, Claudia Moreno, se refirió al aumento de los trastornos de ansiedad en pandemia y entregó sugerencias para disminuir sus niveles por medio de una alimentación equilibrada y planificada.

De acuerdo con cifras de la OMS el 93% de los países del mundo ha visto aumentada la demanda de atención de salud mental en sus recintos médicos desde que comenzó el brote de coronavirus y la ansiedad es uno de los trastornos que ha manifestado un mayor incremento en la población durante este último tiempo.

La nutricionista de la Clínica Tarapacá, Claudia Moreno, señaló que la pandemia ha generado “temor a contagiarse, inseguridad, inestabilidad económica y emocional, aristas que provocan en cada individuo una situación de estrés prolongado generando trastornos de salud mental”.

La profesional también detalló que la ansiedad generada por el actual contexto puede derivar en problemas alimenticios. Según explicó Moreno, las personas en situaciones de estrés “tienden a comer más de los necesario, como una forma de calmar la ansiedad o el cansancio mental, o por otro lado, dejan de comer, estresando al cuerpo por medio de estrictas restricciones dietarías. Ambos son aspectos que podrían desencadenar en un trastorno de la conducta alimentaria”.

Respecto a lo anterior, la nutricionista de Clínica Tarapacá indicó que existen alimentos que permiten reducir los niveles de ansiedad, y otros, que por sus efectos adversos para la salud, deben ser suprimidos, tales como los snacks, bollerías, galletas, embutidos y procesados, que son los más consumidos por las personas que padecen ansiedad respecto a la comida.

La especialista sugirió poner atención a la presencia de magnesio, ya que “favorece el mayor estado de bienestar, y además de reducir los niveles de ansiedad, aporta otros beneficios para la salud de las personas”. Moreno recomendó ingerir alimentos como el pan integral, semillas de girasol, palta, legumbres, nueces, pistacho, higos secos y chocolate negro desde un 70% de concentración de cacao, dado sus altos niveles de magnesio.

CÓMO EQUILIBRARNOS POR MEDIO DE LA ALIMENTACIÓN

Por otra parte, la profesional de Clínica Tarapacá también sugirió el consumo de alimentos ricos en proteínas, como las carnes magras, pescado, huevo, legumbres y frutos secos, por su alto nivel de triptófano, aminoácido que aumenta la síntesis de serotonina, un reconocido neurotransmisor implicado en los estados de ánimo que ayuda a incrementar la felicidad.

Según la nutricionista es importante mantener buenos hábitos alimenticios y comer alimentos que sean altamente nutritivos, variados en colores y tipos, manteniendo porciones adecuadas, y respetando los horarios que cada individuo fije para su alimentación. “Todos los horarios de comidas son importantes. Además, la planificación familiar y de forma semanal se torna un elemento indispensable al momento de generar alternativas saludables”.

De acuerdo a las indicaciones realizadas por la profesional es fundamental comenzar el día con desayuno que brinde energía, por lo que sugirió incluir cereales integrales, un trozo de fruta, una porción de verduras y lácteos, que sean la base alimenticia del día y recomendó ingerir una fruta, un lácteo, o derivado a mediodía y a la hora del almuerzo, incorporar alimentos ricos en proteínas como pescado; pollo; pavo; huevo; carnes rojas o legumbres.

También agregó que estos pueden ser acompañados por pastas o arroz, en especial en la dieta infantil y que en materia de postre, se recomienda consumir una fruta de la estación y sugirió ingerir alimentos similares al desayuno durante la comida de la tarde u once. Por último, respecto a la cena, esta debe ser ligera, dado que una digestión pesada disminuye la conciliación del sueño, lo que va en desmedro del control de los trastornos generados por la pandemia.

Finalmente, la nutricionista de Clínica Tarapacá, Claudia Moreno, sugirió ante la necesidad de sentir ansiedad por el consumo de dulces o azúcares, sobre todo después de almuerzo, considerar el postre como parte de la estructura de alimentación, y “obtener azúcar de forma natural a través de las frutas realizando preparaciones como helados naturales, compotas, ensaladas de frutas. Esto nos ayuda a disminuir el grado de ansiedad y a su vez aporta fibra y agua a nuestra alimentación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here